jueves, 15 de septiembre de 2016

Yo reseño: Tim, una historia de vida escolar, de Howard O. Sturgis

Tim, una historia de vida escolar
Autor: Howard O. Sturgis
ISBN: 978-84-945199-4-9
Formato: 23 x 15 cm
Nº de páginas: 142
Encuadernación: Rústica con sobrecubierta
Fecha de lanzamiento: Septiembre 2016
Precio: 14,5 Euros


Esta novela emocionará hasta a los lectores más duros. Publicada en 1891, narra la historia de Tim, un muchachito sensible y delicado, que se enamora perdidamente de otro chico un poco mayor que él, rubio, bello y popular, compendio de muchas de las características de la masculinidad. La trama se sitúa, en parte, en el internado del antiguo y prestigioso colegio de Eton (donde aún hoy en día siguen estudiando los futuros miembros de la élite británica), a donde Tim, dejándose llevar por sus sentimientos, sigue al amigo con el deseo de estar junto a él. Allí se encontrará con la incomprensión y el rechazo de la mayoría de los alumnos, que no aceptan su diferencia y, también, con una absurda estratificación social entre el alumnado, que le impide cumplir el objetivo que lo ha llevado hasta aquel colegio. Su relación continuará fuera del internado, donde Tim tendrá que enfrentarse a las reacciones que sus sentimientos provocan en los otros, pues no los aceptan o directamente no los entienden.

Publicada inicialmente de manera anónima (tal vez porque comienza con la famosa frase del lamento de David por Jonatán, Tu amor para mí fue maravilloso, más que el amor de las mujeres), en su momento cosechó un gran éxito, tanto de crítica como comercial. E.M. Forster, el famoso autor de “Maurice” o “Pasaje a la India”, diría de ella que es una hermosa y melancólica historia. Algún estudioso actual ha dicho que «este es un ejemplo del tipo de literatura que no se publicaría hoy en día, pues en la historia se alude a sentimientos para los cuales la lengua inglesa parece no ser ya adecuada». Nadie, posiblemente, escribiría en estos tiempos una novela así, lo cual la hace más atractiva, más necesaria, porque, en verdad, esta tierna y desgraciada historia de amor es intemporal, como lo son los sentimientos de Tim.

Nunca hasta ahora –cuando lo hace Amistades Particulares, 125 años después de su exitosa publicación–, fue traducida al español.




Si bien actualmente estoy dedicándome a la literatura young adult (escribiendo, leyendo y colaborando con editoriales), con las satisfacciones y las decepciones que implica un género tan comercial, en cuanto leí la sinopsis de Tim, supe que quería conocerlo. Me llamó la atención que haya sido escrita en el siglo XIX y que fuera una historia protagonizada por adolescentes. 

Tim vive en Stoke Ashton, una zona campestre ubicada al oeste de Inglaterra. Vive solo con su niñera, la señora Quitchett, ya que su padre está hace años en la India por cuestiones de negocios y su madre, aparentemente, murió cuando Tim era recién nacido. 
 
La historia comienza en la infancia de su protagonista y con un pequeño accidente. Sin querer, en medio de una cacería de perdices, el joven Carol Darley le dispara con su arma y, a pesar de que solo lo roza, Tim cae desmayado de puro terror. El disparo bien podría haber sido obra de algún Cupido distraído, porque a partir de ese día, Tim sentirá por Carol un amor y una admiración incondicionales. Para Tim, Carol es un ángel, la personificación de la absoluta perfección, y desde ese día vivirá solo por y para él. 

Tim es pequeño, sensible, delicado; muy poquita cosa, según palabras de su niñera. Y si bien nunca lo dice, su padre, el señor William Ebbesley, también piensa lo mismo cuando regresa de la India y se enfrenta con su hijo, que demasiado lejos está del muchacho perfecto con el que había fantaseado.

A partir del regreso del señor Ebbesley, un muro infranqueable se construye entre padre e hijo. El primero no puede ni se esfuerza en demostrarle amor; y el segundo está demasiado asustado por esa repentina presencia como para sentir algo más o menos cercano al afecto y solo podrá sentir un respeto que más bien se acerca al miedo.

William Ebbesley se opone, entonces, a la amistad de los muchachos. ¿Es porque siente celos del amor de su hijo? ¿O le parece humillante que Tim ame lo que nunca podrá ser ni poseer?

Así, se forma una especie de triángulo amoroso entre Tim, su padre y Carol; un triángulo del que nadie resultará vencedor, ya que ningún amor es, en última instancia, correspondido con el mismo sentimiento.

Los días en Eton, el famoso colegio británico, no serán fáciles al principio para Tim. Es cuatro años más pequeño que Carol y al principio sufrirá por causa de la lejanía de su amado, ya que los alumnos novatos solo pueden aspirar a ser "sirvientes" para los mayores. En este sentido, se agradece mucho el prólogo escrito por el editor, en el que nos cuenta estos detalles acerca de Eton y reseña brevemente la vida y la obra del autor. Afortunadamente, fuera de la rígida jerarquía de la escuela, Tim y Carol pueden reencontrarse y retomar su amistad. Pero si bien nada cambia para Tim (sigue amando a su amigo con la misma intensidad), Carol ya tiene casi veinte años y se ha enamorado de Violet, una hermosa chica que llega una tarde a su casa, acompañada de su madre.
«Tu amor para mí fue maravilloso, más que el amor de las mujeres»
El sentimiento que Carol le inspira a Tim es un amor puro e inocente, carente de todo erotismo o deseo sexual. Lo más enternecedor es que su amor tampoco es egoísta y no duda un instante en sacrificar sus sentimientos para intentar hacer feliz a Carol. Violet, por su parte, es un personaje frío, pedante y celoso, y no concibe que su novio quiera pasar el tiempo con Tim, a quien considera un "pequeñajo desagradable". Tim me recordó mucho a Har, el protagonista de Manor, de Karl Heinrich Ulrichs: su amor y devoción, su delicadeza, su candidez y, finalmente, su desenlace. Pero mientras Har lucha por el amor que siente por Manor (que es correspondido), Tim se encuentra desde el principio absolutamente resignado.

«Carol escuchó, con asombro y no carente de remordimientos, la descripción de los sentimientos que de manera inconsciente él había provocado en su amigo. Mientras escuchaba, se olvidó de sí mismo, de Violet, de su amor por ella, de todo, contemplando la devoción que emanaba de aquel corazón tan pequeño, pero tan elevado, tan puro y tan desinteresado, que había sido suyo, todo suyo, sin que él lo supiese y sin que siquiera llegase a imaginarlo.»


Recomiendo mucho esta hermosa novela y advierto de antemano que no me hago cargo de los corazones rotos que pueda dejar.

Muchas gracias a la editorial Amistades Particulares por el ejemplar.

5 comentarios:

Fedra Venturini dijo...

Hola!! Nunca había escuchado de esta editorial ni tampoco de esta historia que, por lo visto, tiene sus años! La temática LGTBI en la literatura es algo que me llama verdaderamente la atención, me parece que compartir los testimonios, sentimientos y vivencias (tanto reales como ficticias) son aquellas que van a terminar de abrir los ojos a aquellos que, por desgracia, aún no han comprendido que el amor es amor.
Me parece muy interesante la trama que plantea el autor, en particular por el contexto histórico en el que se encuentra donde ni por casualidad se hablaban de estas cosas.
Ojalá pueda tenerlo pronto para poder conocer más profundamente esta historia.
Gracias por tu reseña y tu opinión!!
Un beso :)

Lulu dijo...

Hola! No conocía la historia, y no voy a negar que me resulta medio sorprendente encontrar una historia LGTBI para un público juvenil y que encima sea publicada no en el siglo pasado sino en el anterior.
Me dejaste verdaderamente intrigada por el libro, veré si lo encuentro por allí. No se porqué siento que me va a romper el corazón como el final de Grandes Esperanzas de Dickens, con ese enorme trago amargo que parece nunca terminarse de tragar.
Besos!

natalia bocija dijo...

Es un logro raro, pero muy copado, que se haya escrito en el siglo XIX, siendo tan homofobica la sociedad... Hace unos dias iba caminando por mi barrio, llegando a mi casa y había una pareja de lesbianas caminando adelante mio, venían hablando y de repente se dieron un beso... Fue algo muy tierno <3 Me alegró el dia... En el barrio, hay una pareja de "hermanos" que nunca pudieron admitir que en realidad son pareja, los logros de la gestión de CFK en Argentina, hacen que más personas puedan ser felices... Una de las cosas que más me molestó cuando Macri ganó fue que él votó EN CONTRA del Matrimonio Igualitario...
Nos leemos!

~Sofi Alonso dijo...

Hola Sofi! Estoy fascinada, voy a buscar más sobre este libro porque me encanta todo de él: la fecha de la primera publicación, la trama, el personaje principal, la forma en que está narrado (que parece muy dulce por lo que contás), todo.

Me gusta mucho que se pueda pensar una relación LGTBI excluyendo lo sexual, porque últimamente me da la impresión de que todas las historias que leo sobre esa temática lo tienen como tópico obligatorio (igual últimamente leo mucho Wattpad, quizá sea por eso), y... no se, no me parece algo que tenga que ser estrictamente necesario.

Muchas gracias por la reseña!

ximena weber dijo...

Hola Sofi! No conocía el libro y tengo un par de sensaciones diferentes después de leer tu reseña. Me llama muchisimo la atencion que se publique un libro cn una trama como esta en aquella epoca, y aunque la historia parece simple, estoy bastante intrigada y me gustaría poder leerlo en algun momento. Me gustan las historias con un poco de tristeza, puedo romper otra vez mi corazón. Espero conseguirlo.
Gracias por la reseña :) Saludos!