martes, 2 de agosto de 2016

Los invito a conocer a Bajo el arcoíris Editorial

Quienes me lean o me conozcan desde hace años, ya sabrán de qué se trata Bajo el arcoíris. BeA nació en el año 2011, en septiembre, para ser exactos. Todos los días veía en portales de noticias de la comunidad LGBTI noticias de suicidios de niños y niñas. No entendía nada. Pensaba qué tenía que pasar para que un niño, ¡un niño!, decidiera quitarse la vida. Porque somos los adultos quienes tenemos problemas, obligaciones, responsabilidades... ¿Qué tiene que pasar por la cabeza de un nene de cinco años para que se ahorque? 

Pasaba que sufrían (sufren) acoso escolar y algunos tenían poco o nulo apoyo de sus familiares. El término bullying no se había popularizado por ese entonces, para muchos era una palabra nueva. 

Comencé a escribir cuentos infantiles de temática gay y el primero fue Javier y el príncipe del mar. En ese entonces yo apenas había comenzado mi carrera (Edición; había estudiado Letras dos años) y no tenía idea de cómo maquetar un libro. Recuerdo que lo hice en Photoshop y Word. Aquel cuatrimestre me anoté en Informática Aplicada a la Producción Editorial especialmente para comenzar a maquetar los libros de forma profesional. 

Conocía gente que dibujaba (dibuja) y juntos sacamos los primeros cuentos: Javier y el príncipe del mar; El príncipe Flint; Helbrock, el duende egoísta y la moneda de oro. Me encanta editar y recibía los cuentos con mucho entusiasmo (hablo en pasado porque la recepción de originales está cerrada); muchas veces tenía que rechazarlos porque no tenían la calidad suficiente: y no me sentía triste, al contrario, me daba cuenta de que muchos cuentos eran escritos por gente muy joven (un promedio de 15 años) y eso me alegraba. ¡Chicos de quince años escribiendo cuentos infantiles de temática LGBTI!
 
En el material predominaba la temática gay (amor entre chicos). Le seguía la lésbica (amor entre chicas). Había baches en familias homoparentales e identidad de género. Cubrí esos baches con cuentos en verso de mi autoría (Bron y el dragón; Mi conejo Mirlo). Actualmente hay un bache en la "temática" intersexual y las identidades de género no binarias, que es lo que me propongo cubrir (como editora) el próximo año. 

La editorial estuvo en hiatus por dos años en los que prácticamente no tuve tiempo para nada (trabajo, familia, cuestiones personales), pero, por suerte, en ningún momento dejaron de contactarnos para entrevistas o radio (hace poco tuve que rechazar una invitación para televisión porque estaba muy enferma). 

Actualmente estamos empezando a publicar nuestros cuentos en inglés. Y siguen en descarga gratuita, por supuesto. Ese es nuestro objetivo: eliminar los intermediarios y las barreras de la editoriales comerciales (distruibuidora, librería, tienda online, límites geográficos, dinero, etc.) porque simplemente nuestro objetivo no es comercial. 

Me pone muy contenta leer los "testimonios" de las personas que les leen nuestros cuentos a los niños. Porque, para sorpresa de los adultos, para ellos no es extraño que dos chicas o dos chicos se amen. Lo toman como algo súper natural. Y otro detalle: la mayoría de las personas que les leen los cuentos a los niños son jóvenes y muchas son mujeres. Creo que los padres heterosexuales cisgénero no sienten la "necesidad" de leerles a los niños cuentos como estos: no es su asunto. Creo que esto es un error. Primero, porque están presumiendo la heterosexualidad e identidad de género cisexual del niño (mi hijo no es gay)... así como la de sus nietos, sus bisnietos y demás. Y segundo, porque siento (y en esto podrán estar de acuerdo conmigo o no) que acabar con la LGBTIfobia es una responsabilidad de todos. Es complicado pensarlo así en el mundo en que vivimos; tan acelerado, tan egoísta, tan superficial, tan materialista, siempre arrastrándonos a la satisfacción personal. Pero bueno, es mi opinión.

Quisiera invitarlos a conocer Bajo el arcoíris, a difundir nuestros cuentos, a leérselos a los niños. Los cuentos están en descarga gratuita, pueden imprimirse, regalarse, pueden subirlos a otros servidores, etc., siempre que sea sin fines de lucro.

Tenemos más de diez cuentos infantiles y una novela YA, La otra orilla del abismo.



Autora: Hendelie
Ilustraciones: Lita Gómez
Páginas: 9
Primera edición: Enero 2011

Sinopsis:

Los juguetes del Cajón de Madera viven molestando al príncipe Flint por su enorme cabeza y su nariz de botón.
Un día, cansado de las burlas, el príncipe decide abandonar el Cajón. Cerca de la Mesa, conocerá al rey Pucklebee, un monarca que le enseñará que el verdadero amor va mucho más allá de la apariencia exterior.


Descarga



Autora: Killari Rin
Ilustraciones: Lita Gómez
Páginas: 14
Primera edición: Marzo 2011

Sinopsis:

La princesa Ana está muy triste porque su madre acaba de morir. Se acerca su cumpleaños número doce y su padre, el rey, no sabe qué hacer para verla sonreír de nuevo.
Quizá algún regalo extraño y maravilloso le devuelva la felicidad a la pequeña princesa... ¿verdad?
Quizá una hermosa hada salida de un cuadro encantado pueda transformarse en su corazón y hacerla feliz para siempre.


 

Autora: Sofía Olguín
Portada: Paprika Bugueño
Páginas: 350
Primera edición: Febrero 2015

Sinopsis:

Absalón se define a sí mismo como un hombre de negocios. Nada más cierto: pacta con los seres humanos a cambio de años de vida. Lucienne es un taciturno muchacho que ha perdido la memoria y cuya única posesión es una misteriosa gema que lleva colgando del cuello.
Juntos recorren París en pos de cosas muy distintas: Lucienne persigue sus recuerdos, mientras que Absalón hace todo lo posible para que nunca los recupere.
Sin embargo, Lucienne no sabe que es perseguido por los siervos de Lucifago, el demonio que gobierna en el Océano Crepitante, un sitio donde moran sirenas, musas, íncubos y súcubos… Un verdadero infierno flotante situado en el fondo del mar.
Con la ayuda de Zabaroth, el jefe del mercado negro de pactos demoníacos; Sheila, una bella tarotista; y Julien, un joven huérfano, deberán luchar contra las fuerzas malignas que amenazan destruir el orden tanto del mundo humano como del Océano Crepitante.

7 comentarios:

Kati dijo...

Wow.
Estoy completamente de acuerdo en que es responsabilidad de todos acabar con estas fobias, que creo yo que son absurdas, de cabezas cuadradas. Ya mismo voy a descargar los cuentos, los leeré y comentaré con mi familia, hasta se los mostraré a algunos amigos.
Una persona muy cercana a mí hace poco se animó a contarle a sus padres y otras personas de su alrededor sobre su orientación sexual y me duele en el alma ver cómo todavía hay gente tan cabeza cuadrada que le cuesta aceptarlo. También le voy a pasar los cuentos por si le gustan.
Me gustó mucho tu entrada, me alegra que crezca y ahora también los cuentos sean traducidos a otro idioma.
¡Besos!

Flor Teijeiro dijo...

Hola!
Antes que nada, quiero agradecerte por llevar adelante esta editorial. Concuerdo completamente con lo que decís. Creo que es necesario que cada uno desde su lugar aporte para cambiar las cosas. No puede ser que todavía haya gente que crea que está mal o que lo vea casi como una enfermedad.
Tuve la posibilidad de asistir este año a un seminario "del Movimiento Feminista y Teorías de Género/ Transgénero/ Queer" del que aprendí muchísimas cosas y celebro que haya clases de este tipo.
Aproveché para ver un poco más tu blog y ya me descargué varias historias. La Otra orilla del abismo y Cenizas de Sodoma son las prioridades!
Nuevamente gracias por difundir estas historias!
Saludos

~Sofi Alonso dijo...

Hola Sofi! Me encanta que hagas esto, muchas gracias por hacerlo, de verdad.

Quería contarte una mini-anécdota que me pasó hace poco con mi primo de 7 años. Me enterneció tanto que se me grabaron sus palabras, las mías y las de mi tía (su mamá) en la memoria.

Resulta que Santi me estaba contando que había empezado segundo grado. Lo normal, las seños, los compañeritos, jugar al fútbol en los recreos. En eso su mamá me dice "Santi tiene una enamorada, contale Santi". Entonces él me contó que una nena le había dejado una cartita de amor en el banco.

Yo le dije: "Buena, sos un Donjuán" y él me contestó que sí, que muchos le dejaban cartitas (un agrandado, el pendejo, jajaj). Y me dijo que su amigo Genaro un día también lo había hecho.

No te explico la reacción de la madre (ojos abiertos de par en par, la boca como una O gigante, shock total) "Y vos qué hiciste?" le dijo con la voz tensa. Él la miró como sin entender qué había hecho mal. Entonces yo, que si bien estaba sorprendida, traté de que mi reacción no fuera diferente de cuando me contó lo de la nena, y le pregunté qué había pasado después.

"Nada" me dijo, como si fuera lo más normal del mundo. "La guardé y después fuimos a jugar al fútbol". Le pregunté si le había dado vergüenza, y me dijo que sí. Pero que después jugando se le pasó.

¿Por qué te cuento esto? Porque después de esta escena entendí que el prejuicio se te pega de grande, y que los chicos lo aprenden cuando van creciendo y viendo reacciones como la de mi tía. De más está decir que pienso descargar todos los cuentos de Bajo el Arcoiris para hacerle un compilado a Santi y leérselos en forma clandestina, a escondidas de mi tía, jajaja. Quizás, gracias a ellos, él se convierta en un buen compañero para Genaro algún día.

Me queda la esperanza de que a mis hijos voy a poder leérselos con total libertad y a plena luz del día.

Un saludo!

Tanya C. Bois de Merveilles dijo...

Que bonita labor que hacen al difundir este tipo de cuentos. Está en nosotros enseñarles a los niños a ver normal la homosexualidad, porque así es. Yo tengo un hermano de 10 años y en mi casa tratamos de hacerle ver que la homosexualidad no tiene nada de malo y que es normal. A veces en la tele salen cosas relacionadas a la homofobia y se indigna porque sabe que está mal discriminar a otros por su orientación sexual.
Me leí el primer cuento y me pareció muy bonito, sigan con esta hermosa labor, saludos :)

Arual Gallardo dijo...

¡Hola!
gracias por dar a conocer la editorial,
voy a pasarme a cotillear más sobre ella jeje
He seguido tu blog ^^, ¿pasarías por el mío y si te gusta te quedarías en el?
Un abrazo

Nicole Soto dijo...

Hola!! Ya estoy siguiendo tu blog!! Sé que hay muchos libros LGBTI juveniles pero no estaba enterada de la existencia de cuentos infantiles. Me dejó sorprendida esta entrada porque me parece una idea maravillosa que los niños a través de los cuentos puedan tomar esta cuestión con naturalidad y que sepan que el amor no tiene género. No tengo primos ni hermanos menores con quien compartir estos cuentos pero sin duda los voy a leer yo.
Saludos!!

Anto Martini dijo...

Hola Sofi! Te felicito con todas las letras. Y te admiro demasiado. Primero, porque imagino el esfuerzo que debio ser llevar adelante todos estos proyectos. Desde la escritura de los cuentos, las ilustraciones hasta publicarlos. La busqueda de gente... todo. Y segundo, por darle una oportunidad a la tematica LGTB y atreverte a crear cuentos infantiles. ¡Que lindo! Es fantastico, me encanta! Y me pone mas que feliz que haya personas como vos. Obvio que me pone triste el origen de la creacion de estos cuentos, es muy feo lo que pasa en la sociedad hoy. Pero es bueno que haya personas como vos :)
Te deseo lo mejor y muchos exitos! Nos leemos, Anto