lunes, 18 de julio de 2016

Yo reseño: Yo, Simon, homo sapiens, de Becky Albertalli


Título: Yo, Simon, Homo Sapiens
Autor: Becky Albertalli
Editorial: Puck
Páginas: 280
Formato: Rústica con solapas

Simon ha hecho lo impensable: ceder al chantaje de Martin. O Simon se las ingenia para que su amiga Abby salga con Martin o este… le hablará a todo el mundo de los correos electrónicos. De los correos electrónicos que Simon, escondido tras un seudónimo, intercambia con un tal Bluegreen, que es el chico más divertido, desconcertante y adorable que Simon ha conocido nunca. 
Y es que Simon, pese a su afición al teatro, prefiere no exponer a los focos su identidad sexual… al menos de momento. Sin embargo, seguirle la corriente a Martin no será la solución a sus problemas, sino más bien el comienzo de un enorme embrollo. 
¿Qué hará Martin si no consigue conquistar a Abby? ¿Cómo reaccionará Abby si se entera del chantaje? ¿Qué pensará Bluegreen de Simon si la intimidad de ambos queda comprometida? Y, la cuestión más importante: ¿Quién demonios es Bluegreen? 



Como tal vez se hayan dado cuenta, estoy obsesionada con las novelas LGBTI juveniles que son tendencia en este momento. ¡Me compro todo lo que sale! Tenía muchas ganas de leer este libro porque hacía varios meses que lo veía en blogs, Youtube, Instagram. Y creo que estaba demasiado ilusionada con la historia que tenía para contar. Demasiado ilusionada. Lamentablemente, el libro me decepcionó mucho. Ahora les cuento por qué.

Bien, como dice la sinopsis, Simon es gay. Nadie lo sabe. Ni sus "enrollados" padres, ni sus hermanas mayores, ni sus amigos; Nick, Leah y Abby. La novela comienza cuando Simon, sin  querer, deja su casilla de correo abierta en una computadora de la biblioteca del colegio. Un problema, porque, desde hace un tiempo, intercambia mails con un chico misterioso apodado Blue. El tal Blue también es gay, está en el armario y acude a la misma escuela. El detalle es que ninguno conoce la identidad del otro. Desgraciadamente, un chico llamado Martin lee los mails, comprende la situación y comienza, como dice la sinopsis, a chantajear a Simon  para que "le haga gancho", como diríamos en Argentina, con su amiga Abby.

A partir de ese momento, la vida de Simon se dividirá en intentar, sin esforzarse mucho, a cumplir con el chantaje para que Martin no revele que es gay; y a tratar de descubrir la identidad de Blue, ya que poco a poco se ha ido enamorando de él.

La novela se estructura de dos maneras: por un lado, el día a día de Simon, narrado en primera persona; y, por el otro, los correos que intercambia con Blue. El detalle, al menos para mí, es que lo más interesante de la novela fueron los mails. El día a día de Simon es aburrido y está narrado de forma muy monótona. Esto ocurre porque las subtramas son demasiado débiles y, salvo algunas escenas, pareciera que el día a día de Simon es el relleno que separa cada tanda de emails. 

Por otro lado, no hay un desarrollo profundo de los personajes: todos son planos, incluido el protagonista, del que no sabemos casi nada. Lo único que sabemos es que tiene diecisiete años, es fan de Harry Potter y... y... Bueno, diría que es "normal", diciendo con eso que no tiene ninguna característica que resalte demasiado.

Creo que algunos libros juveniles intentan crear empatía con sus lectores esbozando personajes con los que ellos se sientan identificados (podríamos detectar el comienzo de este boom de primeras personas en Crepúsculo). Y por eso mismo, logran crear empatía, pero una empatía superficial y engañosa. Porque el lector termina "rellenando", inconscientemente, la falta de desarrollo del personaje con su propia subjetividad. Lo cual da, como resultado, personajes planos para los lectores más maduros. La estrategia no funciona con lectores que no son parte del público objetivo de estas novelas. Y no funcionó conmigo.

Rebobinando.

Respecto de la identidad de Blue, también resulta demasiado obvio quién es. Al menos para el lector, para quien la estrategia resulta evidente. Tenemos al chico que Simon piensa que es. Al chico que el lector sospecha que es. Y al chico que ninguno de los dos sospecha que es, pero del cual se ha dado una descripción física detallada y no mucha más información. Es obvio. 

Lo bueno de la historia es que, más allá de que es una novela mala, es una historia de amor linda. La salida del armario no es trágica; el acoso escolar, si bien está presente, tampoco lleva al protagonista a la desesperación. La relación de los chicos, cuando se consuma, es muy-muy tierna.

Habría sido interesante, para mí, que fuera un poquito más profunda.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

De nuevo gracias Sofi por traernos esta reseña, yo a un no leo el libro espero pronto hacerlo yo tambien lei reseñas muy buenas de el pero quizas como tu dices son de personas adolescentes que se sienten identificadas, ahora que nos lo has reseñado ya no estoy tan emocionada pero aun quiero leerlo por que me gustan este tipo de lecturas aunque al final no me agraden tanto, sin mas volver agradecerte por todo tu esfuerzo.

Ceci Yurquina dijo...

Este libro me entieresó hace un tiempo solo por la portada y la verdadf no tenia ni idea de que era una historia LGBT, hace poco lei la primera historia de ese tipo y me encantó (Dos chicos besandose).
En si la trama me parece interesante pero si decis que es muy plano y todo resulta obvio no se si darle una oportunidad, es que quede tan maravillada con el libro que mencione anteriormente, que tengo miedo que nada supere esa lectura.

Un beso!

Anto Martini dijo...

Hola Sofi! Me encantó tu opinión, sobre todo porque tenes con que comparar. Yo he leido muy pocas historias con la temática LGTB y esas pocas me gustaron mucho, tengo pendiente "Dos chicos besandose" y ahora este libro, que ya lo vengo viendo desde que Urano anuncio que lo iban a sacar.
A pesar de que capaz que no te haya gustado tanto como imaginabas, tengo la esperanzada que a mi me agrade mas :)
Lastima que las identidades sean demasiadas obvias! Pero espero que mas alla de eso, la historia de amor y los personajes sean únicos.
Gracias por la reseña!
Nos leemos! Anto

~Sofi Alonso dijo...

Hola Sofi! Es curioso porque hace días vengo pensando algo parecido a lo que dijiste sobre los personajes de literatura juvenil (que están esbozados en forma más difusa con el propósito de crear empatía) pero no había concretado la idea hasta que leí tu entrada. Habría que hacer un análisis más profundo, pero creo que en Aristóteles y Dante pasa lo mismo, y quizás es por eso que no me llegó tanto la historia como a la mayoría. Sentía a Ari bastante vacío, y Dante nunca dejó de parecerme misterioso.

Respecto a Yo, Simon, Homo-Sapiens, me llamaba bastante la atención, aunque más que nada por el título, porque la sinopsis no me vuelve loca... De todas formas quería darle una oportunidad, aunque ahora ya no estoy segura.

Te mando un saludo!

Mai Lightwood dijo...

¡Hola Sofi! Si te soy honesta, no leí la reseña súper detenidamente porque tengo el libro en mi estantería y la realidad es que si bien sé más o menos de qué va, quiero sorprenderme y disfrutarlo.
Te entiendo con ese amor por la literatura LGBT, de la cual espero que en algún momento sea tan sólo "literatura".
La verdad que eso de crear personajes para sentirnos identificados creo que se hace por una cuestión del lector sentirse más cerca de la historia o tener una idea de qué hacer si se encuentra en la misma situación, pero a veces hacen falta personajes con un poco más de carácter. Hay para todos los gustos.
En fin, es una lástima que no te haya gustado tanto como esperabas pero a pesar de todo, hayas pasado un buen rato.
Nos leemos, un beso grande.

Nick Rivers dijo...

¡Hola! Hace tiempo que vengo escuchando muy buenas reseñas sobre este libro pero la verdad es que no me interesa mucho. Tampoco creo que le de una oportunidad por las cosas que dijiste sobre el, así que lo voy a dejar pasar.
¡Saludos y gracias por la reseña!

natalia bocija dijo...

La expresion : para que "le haga gancho", me mató ajajaj Nunca vi que un blogger la use en las reseñas ajjaj
Gran entrada :)
Todavia no leí nada de LGBT pero tengo ganas!En cuanto pueda agarrare uno... Calculo que este no jaja
Nos leemos!
Naty de losdevoralibross.blogspot.com