lunes, 25 de abril de 2016

Yo reseño: El chico de oro, de Abigail Tarttelin


Título original: Golden Boy
Editorial: Ediciones B
Año 2013 
Páginas: 397

Max Walker es un chico de oro. Bronceado, rubio, atractivo y atlético, es el hijo perfecto, el deportista perfecto y un partido perfecto para las chicas de su escuela. También es el modelo a seguir para su hermano pequeño.

Su aparentemente modélica familia ocupa una posición más que envidiable: su padre es candidato a las elecciones al Parlamento y, entretanto, Max se enamora por primera vez.

Sin embargo, todos ellos están a punto de convertirse en el punto de mira de los medios de comunicación, que pronto los cercarán en un intento de averiguar aquello que siempre han ocultado. Max Walker tiene una vida perfecta... Max Walker tiene un secreto... y alguien se ha enterado.


Creo que es imposible hacer una buena reseña de esta novela sin soltar algún spoiler, motivo por el que advierto que a quien no le gusten los spoilers, ¡no la lea! Que sepa solamente que trata acerca de una persona intersexual que está en la cumbre de su adolescencia, que es una historia dramática y cruda que no deja nada por contar. Y que es excelente, nada más. 

Hecha la advertencia, comencemos.

Voy a comenzar diciendo que el tercer párrafo de la sinopsis es, de alguna manera, mentira. Hace falta leer la novela para comprenderlo y solo puedo sospechar acerca de por qué no se decidió colocar en la sinopsis que el protagonista es intersexual. No es ningún secreto, en la página diez ya nos enteramos. No es un spoiler: es el mayor atractivo de la historia.

Lo demás es cierto: Max es rubio, muy bello (carilindo, diríamos), tiene muy poco vello corporal, es medianamente alto gracias a los genes paternos y maternos; un buen estudiante, deportista y... un tanto pacífico, tranquilo. Tiene quince años, a punto de cumplir dieciséis, y carece de la conflictividad típica de los adolescentes varones. Y eso tiene un motivo: no es un varón, al menos no desde un punto de vista biológico. Max es lo que antes se solía llamar hermafrodita y hoy intersexual, si bien hay muchas clases de intersexualidad y cada tipo es único.




La portada de Ediciones B me pareció que si bien respeta el concepto de la novela, es horrorosa. Esta, si bien ya te da la pauta de cómo imaginarte al protagonista, es mucho más atractiva.



La historia transcurre en un pueblo de clase acomodada en las afueras de Londres. Los padres de Max son abogados con puestos importantes y ninguno quiere imaginarse lo que podría significar que la gente se enterara del asunto de su hijo mayor. Quieren que viva una vida lo más normal posible, y en ese vano afán le ocultan toda la información que pueden acerca de su condición (a falta de una palabra más feliz) a tal punto que Max desconoce qué tipo de intersexual es. Por lo tanto, solo él, su familia, los mejores amigos de su madre y su hijo (Hunter) saben que es intersexual. 

La historia es narrada desde diferentes puntos de vista, siempre en primera persona: Daniel, el hermano menor de Max, todo un demonio; el propio Max; Karen, la madre; Steve, el padre;  la doctora Verma; y Sylvie, la chica de quien Max se enamora. 

Max se identifica con el género masculino. Sus padres le colocaron Max porque se trata de un nombre unisex: cuando nació, su padre se negó a que lo sometieran a un cirugía para definir sus genitales. Esto es lo que suele suceder con muchas personas intersex: las operan cuando son bebés y algunas pierden sensibilidad en sus genitales y/o se identifican con el género "contrario". 

Principales temas que trata la novela

Identidad de género y orientación sexual

Max tiene bien en claro que es un varón, aunque su cuerpo parezca decir lo contrario. Acá tenemos una definición bien clara de lo que es la identidad de género: es idependiente de los aspectos biológicos de la persona. Lo mismo ocurre con la orientación sexual: Max es varón y es un varón heterosexual. ¿Es Hunter, quien dice estar enamorado de Max, homosexual? **SPOILERS  -> pintá el texto para podeer leerlo** ¿Qué lleva a Hunter a violar a Max? En mi opinión, su único deseo es castigarlo, humillarlo por la "confusión" que ha causado en él: en una sociedad donde ser gay es ser inferior, Hunter desea afirmar su masculinidad violando a quien la ha causado. La violación de las primeras páginas es, simbólicamente, como siempre lo es, un acto de dominación, de exaltación del poder masculino.**FIN SPOILERS** Si Hunter es gay o no, solo él puede saberlo. 


**SPOILERS ** 
Violación

Como dije arriba, la violación es el acto supremo de la dominación de un ser sobre el otro. Es decirle "ya no tenés control sobre tu cuerpo, yo puedo someterte y lo hago porque tengo más fuerza y más poder". Y eso es lo que hace Hunter con Max. Cuando Hunter lo viola, Max no se atreve a gritar, algo que aun ahora me sigue sorprendiendo. ¿Por qué Max no grita? Puede haber varias respuestas, varias interpretaciones. Una puede ser que sienta vergüenza de haber sido sometido por otro hombre. Otra, que sienta vergüenza porque en el fondo cree haber provocado la violación. Y la oficial, la más superficial, la que hay que rascar para obtener la verdadera razón, que Max no desea que el asunto se sepa para no perjudicar la carrera política de sus padres.


Embarazo y aborto

Hunter deja embarazado a Max, quien posee un útero pequeño. Gracias a la posición económica de su familia, Max puede realizarse un aborto en secreto y en condiciones adecuadas. No obstante, en ningún momento le preguntan si desea tener ese hijo. Desde el principio, el feto es un obstáculo del que deberá deshacerse. Acá se nos presenta otro tema, nuevamente: el derecho de decidir sobre nuestro propio cuerpo. El padre de Max se negó a decidir sobre el cuerpo de su hijo. La madre será otra historia.

**FIN SPOILERS**

Relación padres/hijos

Anoche fui a un cumpleaños y hablando con un hombre grande (40 más o menos) acerca de homosexualidad (el cumpleañero es gay y el tema surgió en varias ocasiones). El hombre me dijo "yo como padre idealizo el futuro de mi hijo: que sea un hombre de bien, que tenga mujer... ". Esa frase me quedó. Yo también idealizo el futuro de mis futuros hijos, simplemente me gustaría que pudieran estudiar una carrera y ser profesionales. No pienso en su orientación sexual, pero también estoy idealizando. 
Los padres de Max idealizan también el futuro de su hijo. Y esa idealización, ¿por qué ocurre? 
Los padres creen que sus hijos son su "propiedad privada". En los primeros años de vida, los padres deben elegir por sus hijos: con qué ropa vestirlos, qué juguetes comprarle, a qué colegio llevarlos, etc. El problema, me parece, surge cuando el padre/madre no distingue que su hijo ya tiene la capacidad de tomar decisiones por sí mismo y que ahora solo puede aconsejarlo y dejar que haga su vida. 
Lamentablemente, Karen, la madre de Max, no ha sabido darse cuenta y comete un error que deberá pagar con el amor de su hijo. 

Bien. Ya no les queda la menor duda de que la novela me encantó, ¿no? Si bien el tema principal es la intersexualidad, diría que el tema trasfondo es el derecho de cada ser humano a decidir sobre su propio cuerpo.

Les recomiendo esta novela, por lejos una de las mejores novelas LGBTI que leí jamás.

3 comentarios:

Juli Belmonte dijo...

Me siento re stalker comentando publicaciones de abril (?
Me llama mucho este libro, demasiado para mi sorpresa. Voy a ver si lo consigo (cueste lo que cueste)
Gracias por la reseña 😍

Sofía Olguín dijo...

My pleasure!
Es un libro muy muy interesante, de verdad. Estoy segura de que lo vas a disfrutar :D

Day p dijo...

Hace un tiempo leí el libro y quede en pasar por aquí para agradecerte. Diría que es un excelente libro y a su vez triste, pero dentro de lo triste es hermoso y yo me enamore de Max, con esa fragilidad que te dan ganas de sacarlo de la historia y abrazarlo. Mil gracias por recomendarlo, lo descubrí gracias a este sitio. Saludos!