viernes, 4 de diciembre de 2015

Magnus Bane y Alec Lightwood: la pareja homosexual de Cazadores de Sombras

Comencé a escribir este textito cuando terminé de leer el tercer libro de la saga. Sin embargo, decidí posponer su publicación para cuando terminara de leer los cinco libros (el sexto saldrá 2014). Advierto que hay spoilers de los libros y de la relación entre Magnus y Alec, así que si no terminaron de leerlos, les recomiendo que no lean el artículo a partir del aviso de spoilers.





Aquellas personas que me conocen saben que fui muuuy fanática de Harry Potter. Ahora, obviamente, el fanatismo mermó mucho, pero el profundo afecto que le tengo a la saga y a los personajes sigue intacto. Hace unos años, cuando salió la saga Cazadores de sombras, vi el libro en el blog Libros Homoeróticos para descargar, lo cual me dejó un poco confundida: no entendía qué hacía un libro juvenil en dicho blog. Comencé a leerlo, pero no pude pasar de la primera página.

Ahora, como recientemente salió la película, ¡volví a ver la película un blog de descargas de pelis gay! Investigando, me enteré de que ¡era cierto!: la saga tiene una pareja homosexual, aunque no sean los protagonistas principales. 

Leí el primer libro. En mi Facebook personal comentaba que me pareció una copia barata de Harry Potter: y así es. Coincidencia o no, la autora es megafan de Harry Potter y escribió muchísimo fanfiction antes de Cazadores de sombras. 

Harry Potter comenzó siendo una saga infantil, luego, a partir del tercer-cuarto libro, se volvió más oscura. Sus protagonistas maduraron, les crecieron pelos, se les agravó la voz, se enamoraron, fueron rechazados... en fin. Sin embargo, nadie me va a negar que la saga Harry Potter es estrictamente heterosexual. El único personaje gay, Albus Dumbledore, muere solo y sin pareja... un ancianito que parecía más bien asexual para cualquier lector. Fue Rowling quien dijo tras bastidores que el mago más poderoso de todos los tiempos era gay, porque la saga no nos lo dice. ¿Por qué, Rowling?

Cazadores de sombras es otra onda. Hay que entenderla como parte de un contexto bastante alentador para la novela juvenil, donde el romance es una condición sine qua non. Si no hay adolescentes con las hormonas a mil, no sirve. Pero ¿chicas lesbianas? ¿chicos gays? Eso más bien parecía un tabú en la novela juvenil. La única novela juvenil en la que (me consta) hay un personaje gay, se trata de un chico afeminado, totalmente estereotípico, que anda todo el tiempo con el corazón roto por culpa de sus citas online

Muy cliché y para eso hay bastante: esa es la única representación del varón homosexual en dentro de lo que podríamos llamar "literatura heterosexual". Pero en Cazadores de sombras no. Cassandra Clare no es tan pudorosa como Rowling (de nuevo, tenemos que entender a las dos sagas como productos de dos contextos diferentes; quien haya leído La vacante imprevista de JKR sabrá que ella no tiene reparos para las escenas de sexo). 

En Cazadores nos encontramos con Alec, un cazador de diecisiete años gay (luego cumple dieciocho) que está, como diríamos, en el armario. Aunque la novela está narrada en tercera persona omnisciente (desde Clary, la protagonista, con alguno que otro desliz), podemos inferir que Alec es un chico que sufre mucho por ser gay en medio de una agrupación tan heterosexista como la Clave, donde tenés que ser bien "machito". Podemos inferir que está enamorado de su mejor amigo y que se siente atraído por Magnus Bane, el Gran Brujo de Brooklyn.

Magnus Bane es un personaje un tanto extravagante. Viste pantalones de cuero, purpurina en los ojos y lleva el pelo de punta. Todos los brujos tienen alguna característica que los define como tales (patas palmeadas, alas de mariposa). En el caso de Magnus, son sus ojos de gato. En una fiesta que tiene lugar en el primer libro (Ciudad de Hueso), conoce a Alec y se enamora de él a primera vista. Cuando se va, le guiña un ojo y le pregunta si lo llamará.

Del primer libro hay una escena eliminada que relata el primer beso entre ellos dos. La fantraducción deja bastante que desear, pero pueden leerla acá. Tengo la teoría de que Cassandra Clare se vio obligada a escribir la parte del guiño porque si no, no se explicaría luego cómo es que Magnus y Alec acaban saliendo. Aunque el hecho de que la hayan hecho eliminar esa escena (estoy segura de que no fue decisión de ella) me dejó con la sangre en el ojo.

/SPOILERS/


Nunca has besado a nadie?" dijo Magnus. "¿Nadie en absoluto?"
"No," dijo Alec, esperando que eso no le descalificara por salir con él. "No un beso de verdad."
"Ven aquí." Magnus lo tomo por los codos y lo acercó más. Por un momento Alec estaba totalmente desorientado por la sensación de estar tan cerca de otra persona, la clase de persona de la que él quería estar cerca tanto tiempo. Magnus era alto y delgado, pero no flaco. Su cuerpo era duro. Sus brazos ligeramente musculosos, pero fuertes. Era centímetros más alto que Alec, lo cual era raro, y se complementaban a la perfección. Los dedos de Magnus estaban debajo de su barbilla, llevando su cabeza ligeramente hacia arriba, y entonces se besaron. Alec escuchó un sonido saliendo de su propia garganta y luego sus bocas se fundieron con una urgencia descontrolada. Magnus, Alec pensó encantado, realmente sabía lo que hacía. Sus labios era suaves, y superaba a Alec en experiencia, explorando su boca: una sinfonía de labios, dientes, lengua, cada momento despertando sensaciones que él ni sabía que tenía. 


Esta escena tiene lugar justo después de que Magnus curase las heridas de Alec, es decir, pertenece al segundo libro (Ciudad de Ceniza).



Joseph Zegers y Godfrey Gao, quienes encarnan a Alec y Magnus en las películas


Me sorprendí al encontrarme con dos personajes muy realistas y muy bien perfilados, y con un romance tierno y entrañable, con toda la ternura que la pareja principal (Jace/Clary) no tiene, ya que su relación parece más calentura que amor. Como dije por Face, su relación me resultó incluso mucho más realista que las de muchas novelas homoeróticas que andan por ahí.

Magnus es extravagante y divertido, amante de la moda y de hacer fiestas a las que invita a toda clase de subterráneos (vampiros, hadas, elfos). Alec es parco, tranquilo (un poco mosquito muerto, tal  vez), tímido... Y todos nos sorprendemos cuando en el tercer libro, durante la Guerra Mortal, besa en la boca a Magnus enfrente de una multitud de subterráneos y cazadores de sombras, entre los cuales se encuentran sus padres. Alec lo hace porque sabe que Magnus se siente herido de que ni siquiera le haya presentado a su familia, por que tengan que mantener su relación en secreto. Y además porque aún piensa que Alec sigue enamorado de Jace. Y es Jace quien incita a Alec a hacerlo: le dice que lo que siente por él no es amor, sino que sus sentimientos son una excusa para no salir del armario y enfrentarse con lo que siente.





En el cuarto libro su relación queda "fuera" durante casi la mitad del libro: se van juntos de viaje por Europa y estoy segura de que hay muchos fanfictions basados en dicho viaje (¡yo misma tengo ganas de escribir uno!). En la segunda mitad, cuando aparece en escena la vampira Camille Belcourt (ex pareja de Magnus), Alec comprende que, a pesar de que su novio aparente tener 19 años, ha vivido casi 600 y que, mientras él (Alec) morirá... Magnus vivirá eternamente. 

Enfrentarse con eso es demasiado para Alec y eso desencadenará el desenlace de su relación en el quinto libro: Camille engaña a Alec y le dice que puede arrebatarle la inmortalidad a Magnus. No sabemos si Alec accede o no, solo sabemos que Magnus lo descubre y (con muy buenos motivos) termina con él, a pesar de que lo sigue amando. Digo "con muy buenos motivos" porque, obvio, yo también le terminaría al pendejo, me resultó tan egoísta e increíble que quisiera acortar la vida de Magnus que realmente no me esperaba otro final.

Por supuesto, me encantaría que volvieran. Pero creo que quizá Alec es demasiado joven para internarse en una relación para toda la vida, ya que Magnus es su primer novio. Pero bueno, son personajes de ficción :)

/FIN SPOILERS/


Para lxs que quieren saber si los libros valen la pena, es difícil responder eso... A mí me encantó el Malec y eso me fue suficiente. Yo leo cualquier cosa LGBT, colecciono libros LGBT y no podía perderme la primera relación homosexual de una saga juvenil. No me arrepiento de haberlos leído, estuvo divertido y me entretuve bastante. Ahora espero que salga el sexto libro, obviamente, para ver cómo sigue la relación entre Magnus y Alec, porque la guerra que se avecina me importa un pito :)

Si están en duda de leer la saga o no (se la recomiendo a quien le guste la novela juvenil paranormal), puede darle una probadita al Malec en este cuento, Qué regalarle al Cazador de Sombras que lo tiene todo. Es parte de las Crónicas de Bane, una recopilación de cuentos acerca de Magnus. Están saliendo independientemente en formato digital y en 2014 saldrá el libro en papel.

miércoles, 4 de noviembre de 2015

Yo reseño: Chicos que vuelven, de Mariana Enríquez


Chicos que vuelven (2010)
Autora: Mariana Enriquez
Editorial: Eduvim
Género: nouvelle
Páginas: 67


Mechi trabaja en el Centro de Gestión y Participación de Parque Chacabuco (Buenos Aires, Argentina). Se encarga de los archivos de los chicos perdidos y encontrados en la ciudad. Su trabajo es monótono, algo aburrido; trabaja allí hace dos años y aún no se ha acostumbrado del todo al ruido del tránsito que sacude la autopista constantemente. A veces, almuerza en el parque hojeando los archivos. 

Los chicos desaparecen por motivos diversos. A veces se pelean con sus padres y huyen. A veces escapan de un padre golpeador, de un familiar que los abusa sexualmente. Los bebés son "raptados" por sus madres y separados del padre. Y en otras ocasiones, los chicos son secuestrados por redes de trata de personas y obligados a prostituirse. Las chicas superan a los varones en número. 

Solitaria, Mechi tiene un amigo periodista, Pedro, apasionado investigador de asuntos relacionados con la trata de personas. Es Pedro quien le habla a Mechi acerca de un video en el que Vanadis, una hermosa adolescente de catorce años y nombre de diosa escandinava, aparece muerta. Vanadis se prostituía en Constitución y había dejado atrás a su familia y a sus amigos, que aún le dejan mensajes en Facebook.

Pero Vanadis regresa. Mechi la encuentra sentada en el parque y su aparición solo será la primera de una serie de escalofriantes regresos: los chicos vuelven, sí, pero lo hacen con la misma apariencia y ropa con la que desaparecieron, incluso aquellos que lo hicieron hace años. El caso extremo es el de Guachín, un chico que murió atropellado.

¿Quién puede ser la misma persona después de años de abusos tanto psicológicos como sexuales? Eso podría uno preguntarles a los padres de los aparecidos, quienes afirman que esos chicos no son sus chicos. Los padres alegan que los chicos son como cáscaras vacías, que están huecos por dentro.

Como todos seguramente sepan, Argentina lleva sobre sus hombros un gran peso en torno a la palabra desaparecidos. Es una palabra horrorosa porque nadie puede desaparecer, esfumarse en el aire. La contrapartida nos llena de aún más horror: es el aparecido que regresa de la muerte, del más allá... o mejor dicho: el aparecido que regresa a la memoria para que nunca más lo olvidemos, para que no dejemos que nada de eso vuelva a ocurrir.

La naturalidad de una desaparición ocasional, como la de todos los chicos de los archivos de Mechi, contrasta brutal y abismalmente con la aparición masiva de esos niños y adolescentes que ahora pueblan los parques de Buenos Aires, que aparentemente no comen pero sí duermen. El contraste nos sacude, nos lastima... y si nos lastima es porque sabemos que fue real, que es real, y que abrir los ojos ante una realidad tan aplastante conlleva un sufrimiento para el que no estamos preparados.

Chicos que vuelven es un doloroso sacudón a nuestra memoria y eso es, extrañamente, lo que la hace tan bella.

viernes, 16 de octubre de 2015

Yo (mini)reseño: Servicio completo, de Rafa C.

Título: Servicio completo
Auto: Rafa C.
Editor: Odisea
Fecha de lanzamiento: febrero 2011
ISBN: 978-84-926-0992-5


Libido, la colección más caliente de Odisea Editorial, estrena el 2011 con un relato cargado de morbo y vicio. SERVICIO COMPLETO te descubre cómo funciona un piso de chaperos, las fantasías más extravagantes de los clientes más exigentes y los profesionales del sexo mejor dotados. Durante casi diez años, Rafa C. regentó el mejor piso de chaperos de Madrid. Afanosamente y con todo lujo de detalles, Rafa C. recogió en un diario las vivencias, vicios e ilusiones de multitud de chicos. Un piso que albergó las fantasías más extravagantes, las folladas más salvajes y las orgías más morbosas; aunque también las envidias, engaños y decepciones de los chicos que trabajaron alguna vez en este conocido y reconocido burdel.


Terminé de leer este libro hace unos días y, realmente, puedo decir que me divertí mucho leyéndolo. De los pocos libros que habré comprado de Odisea (en digital) este uno de los pocos, de nuevo, que terminé de leer. Y tal vez el único que me haya dejado satisfecha. 

Como bien dice la sinopsis, Rafa es un papichulo que regenta el piso de prostitución masculina más reconocido de Madrid. Allí llegan todo el tiempo innumerables jóvenes a pedir trabajo y muchísimos hombres en busca de un poco de sexo de calidad.

La entrada lleva de título mini-reseña porque la verdad es que no hay mucho que contar de este libro respecto del desarrollo y del argumento: está narrado en forma de diario y en él se describen, día tras día, semana tras semana, las experiencias de los chicos y los clientes que forman parte del burdel.
Lo mejor del libro es el estilo. Está narrada en primera persona y el narrador es súper sarcástico y divertido. Solté carcajadas en más de una vez. Y eso, en un libro como este, fue uno de los factores que me animó a seguir leyendo porque, como ya dije, la novela no sigue el tradicional hilo argumental de cualquier novela.

Desde el principio, Rafa deja bien en claro que el burdel no es su principal fuente de ingresos: no necesita ser un papichulo y él y su pareja podrían vivir cómodamente sin necesidad de regentar un piso de prostitución masculina. Ni bien llega un chico nuevo a pedir trabajo, Rafa deja las reglas bien claro: no tolera drogas en su piso (ni siquiera marihuana y siempre les revisa los ojos a los chicos para ver si están drogados), los chaperos tienen prohibido enrollarse entre ellos y tienen terminantemente prohibido dar su número de celular a los clientes.

Sin embargo, nunca falta quienes rompen las reglas y eso el algo que Rafa no tolera: no suele dar segundas oportunidades y en un abrir y cerrar de ojos, quien no cumple las normas pasa a estar en su lista negra, lista que se ha propuesto intercambiar con los papichulos de otros burdeles, para hacerse las cosas más fáciles.

Bueno, tengo que decir que este es quizás el libro más porno que leí jamás. No conté las escenas de sexo, pero son muchísimas... ¿Cincuenta? ¿Setenta? ¿Cien? Puf, un montón. Rafa cuenta aquellos polvos que le resultan interesantes, las experiencias más extravagantes que pasaron por su burdel, y se detiene en aquellos clientes que, por algún motivo, resaltan de entre los demás. Eso es tal vez algo que hace el libro bastante interesante: la intimidad de las personas respecto de algo tan «básico» como es el sexo. 

Si bien cuenta la historia de un burdel y todo gira alrededor de las experiencias sexuales, de vez en cuando Rafa dejará caer comentarios personales acerca de la hipocresía de la sociedad respecto de la homosexualidad y el sexo y su opinión en cuanto a cuestiones políticas o sociales. 

Recomiendo mucho el libro para quienes quieran leer algo un poco diferente y, como Rafa, tengan ganas de entretenerse con el piso de chaperos más reconocido de Madrid.

martes, 13 de octubre de 2015

Yo reseño: La canción de Aquiles, de Madeline Miller

Título español: La canción de Aquiles
Autora: Madeline Miller
Editorial : Suma de Letras
Páginas: 500



El joven príncipe Patroclo mata por accidente a un muchacho. Repudiado por su padre, es exiliado al reino de Ftía, donde lo acoge el rey Peleo, un hombre bendecido por los dioses, inteligente, apuesto, valiente y reconocido por su piedad. Tanto que se le concedió el más alto honor, la posibilidad de engendrar un hijo con una diosa: Aquiles.

Aquiles es fuerte, noble, luminoso. Patroclo no puede evitar admirar hasta el último de sus gestos; su belleza y perfección hacen que sea incapaz de contemplarlo sin una punzada de dolor. Por eso no se explica que Aquiles lo escoja como hermano de armas, un puesto de la más alta estima que lo unirá a él por lazos de sangre y lealtad, pero también de amor. Así emprenden juntos el camino de la vida, compartiendo cada instante, cada experiencia, cada aprendizaje y preparándose para el cumplimiento de una profecía: el destino de Aquiles como mejor guerrero de su generación.
Especializada en cultura clásica, Madeline Miller acomete una relectura del mito de Troya, demostrando su plena actualidad y vigencia. Todos los elementos que tan familiares nos resultan y que forman una parte tan esencial de nuestra cultura tienen cabida en ella: la belleza de Helena, la fuerza de Áyax, la astucia de Ulises, la nobleza de Héctor, el sacrificio de Ifigenia, la obstinación de Agamenón... Y, sin embargo, toman una nueva dimensión, moderna y actual, con un estilo tan firme y fluido, desarrollando una trama tan inteligente y bien perfilada que resulta imposible abandonar su lectura ya desde la primera página.



Vi esta novela en la mesa de novedades de una librería del centro y al leer la sinopsis, sospeché que debía tener algún contenido homoerótico. Cuando lo abrí y lo empecé a hojear, no me quedó ninguna duda y lo compré sin pensarlo dos veces :)

La novela está narrada por Patroclo, quien fue, según los autores clásicos, el "amante oficial" de Aquiles, así como su compañero de armas. Supongo que escribir una novela histórica debe ser bastante complejo y considero erróneo juzgarla por su veracidad porque, al fin y al cabo, es una ficción. 

Cuando Patroclo es exiliado en Ftía, nunca pensó que el príncipe Aquiles, hijo del rey Peleo y la nereida Tetis, lo elegiría entre todos los muchachos acogidos para que fuera su compañero de armas y, más tarde, su amante. Sin embargo, el amor que sienten el uno por el otro no es aprobado por Tetis, quien detesta a Patroclo por considerar que no está a la altura de su hijo. Por las noches, Aquiles se escabuye de su cama para encontrarse con ella y nadie sabe qué ocurre en esos encuentros. A Patroclo le causan una tremenda inquietud. La diosa Tetis es descripta casi como un monstruo, de largo cabello negro, ojos negros, piel pálida y dientes afilados. Su voz resuena como el mar contra las rocas y, cuando aparece, Patroclo siente que el aire a su alrededor se congela.

Una profecía vaticina que Aquiles será el mayor guerrero entre los hombres, sin embargo, para desgracia de Tetis, su hijo es mortal. A Aquiles se le da a elegir entre la gloria y una muerte temprana o una vida larga y perecer en el olvido. A pesar de que Patroclo describe un muchacho sencillo, para nada pedante y que juega a hacer malabares con higos como lo haría un bufón... Aquiles acepta la oportunidad que los dioses le ofrecen para alcanzar esa gloria: la guerra de Troya. Incluso su maestro Quirón, el centauro, le envía de regalo una lanza, como si jamás hubiera puesto en duda su destino. 

A decir: en la novela, Aquiles y Patroclo son caracterizados como cien por ciento homosexuales y las únicas veces en las que tienen lugar encuentros sexuales con mujeres, son bastante desgraciados y su amor (el de ellas) no es correspondido. La novela, oportunamente, borró de la vida de Aquiles a Troilo, un chico al que asesinó porque se negó a acostarse con él. 

Dioses, reyes, príncipes y héroes confabulan entre ellos mientras Grecia y Troya luchan por causa de Helena, legítima esposa de Menelao y raptada por el príncipe Paris. Diez años permanecen Aquiles y Patroclo a la espera del cumplimiento de la profecía. 

Cuando la dichosa profecía se cumple, la estatua de Aquiles es erigida. Tetis acude todos los días a visitarla y el lector (yo, en este caso) no puede dejar de preguntarse si está feliz, triste, confundida, arrepentida... Más que la historia de un héroe mitológico, la novela me pareció un buen ejemplo de aquellos padres que quieren manipular la vida de sus hijos como si fuera la suya propia, sin pensar en sus deseos y su felicidad. ¿Deseaba Aquiles ese destino? ¿Estamos ante la historia de un héroe o, simplemente, ante la de un hijo que desea complacer a su madre?

La canción de Aquiles es una novela muy, muy linda. Si bien no tan hermosa como El muchacho persa, de Mary Renault, otra novela histórica homoerótica, si tienen la oportunidad, no dejen de leerla, que no se van a arrepentir.


Patroclo y Aquiles en Wikipedia (del artículo principal Homosexualidad en la Antigua Grecia)



La primera aparición registrada de una unión emocional profunda entre hombres antiguos en la antigua cultura griega fue en la Ilíada (800 a. C.). Aunque Homero no describe explícitamente la relación entre Aquiles y Patroclo como sexual, al inicio de la antigüedad clásica (480 a. C.) los dos héroes fueron interpretados como iconos pederásticos. Al sentirse los antiguos griegos incómodos con cualquier percepción de Aquiles y Patroclo como adultos en igualdad de condiciones, trataron de establecer una clara diferencia de edad entre ambos. Había desacuerdo en cuanto a quién ejercía de erastés y quién de erómeno, ya que la tradición homérica sugería que Patroclo era mayor pero Aquiles el dominante. Otras opiniones de la antigüedad consideran que Aquiles y Patroclo eran simplemente muy buenos amigos.

Esquilo, en su tragedia Mirmidones, dibujaba un Aquiles protector, puesto que había vengado la muerte de su amante aun cuando los dioses le hubieran advertido de que le costaría la propia vida. Fedro, por su parte, afirma que Homero enfatizó la belleza de Aquiles, lo que lo definiría a él, y no a Patroclo, como erómeno.

jueves, 8 de octubre de 2015

Yo reseño: Volkhavaar, de Tanith Lee



Editorial: Martínez Roca
Año de publicación: 1985
Temas: Literatura : Fantástica

En un mundo que recuerda en forma vaga al de Las mil y una noches, Shaina, una esclava, se enamora de un joven que integra una compañía de actores ambulantes llegados a la aldea en que ella vive. Pero este joven, como sus compañeros, carece de sombra, detalle que es la punta del iceberg de una historia de tenebrosa hechicería.








Volkhavaar fue el título que inauguró la colección Fantasy, dirigida por Alejo Cuervo, de la desaparecida Martínez Roca. De esta autora, también se publicó El señor de la noche, novela que no me canso de recomendar para quien guste de la fantasía y del romance gay. Y es que si Volkhavaar recuerda vagamente a Las mil y una noches, como dice la sinopsis, El señor de la noche puede bien tratarse de un Las mil y unas noches moderno, sin duda alguna.

Primero que nada, yo considero que estamos ante un libro de menor calidad que El señor de la noche. Y es que El señor..., a mi parecer, es una de las mejores obras de fantasía moderna y se corre el peligro de que después de leerla todo nos parezca soso. Y no es que todo sea soso, sino que El señor de la noche es demasiado bueno.

Como dice la sinopsis, la protagonista de la novela es Shaina, una doncella que fue secuestrada y arrancada del seno de su familia para ser vendida como esclava. Shaina casi no tiene recuerdos de su vida anterior, solo recuerda su nombre. Sin embargo, sus carácter dista mucho del de una esclava: tiene el porte de una princesa y sueña con ser libre, con dejar de ser la esclava del viejo Ash y tener que pasarse los días cuidado de las cabras y remendando ropa vieja.

Una mañana, Shaina se encuentra con Barbayaat, la bruja de Peñasco Frío, quien predice que antes que termine el día acudirá en su ayuda. Como no podría ser de otra forma, sus palabras se cumplen: a la aldea llega una maravillosa compañía de actores que embrujan, literalmente, a los presentes, y Shaina cae perdidamente enamorada de Dasyel, un atractivo y joven actor. No obstante, cuando Shaina despierta del letargo mágico en que cayó sumergida toda la aldea e intenta seguir a los actores del gran Kernik, observa horrorizada que ninguno de ellos posee sombra, lo cual, obviamente, solo puede significar que se trata de demonios o que algo malo ocurre con su alma.

A partir de ese momento, comienza una cruda batalla entre el bien y mal o, mejor dicho, entre el amor y el odio. Kernik es en realidad Volk Volkhavaar, un mago malvado, cruel y sanguinario (hoy diríamos un psicópata) que utiliza la magia de su dios de piedra, Takerna, para satisfacer su sadismo y para vengarse de aquellos que lo hicieron sufrir en el pasado, como el Duque Moyko. En su sed de diversión y sangre, Kernik fue recolectando juguetes humanos para cumplir su cometido: la bella Yevdora, Roshi y Dasyel.

La bruja vampira Barbayaat es un personaje un tanto ambiguo porque, aunque digamos que el amor a primera vista que sintió Shaina por Dasyel es el disparador de los hechos, el verdadero punto de partida fue su aparición ante Shaina y su profecía. Gracias a ella, Shaina se interna en un sinfín de sufrimientos que la llevan, de nuevo, a suplicar ayuda a la bruja. Ella engaña a Shaina, se aprovecha de su pasión, y logra subyugarla a sus deseos. Barbayaat es quizá el personaje más inteligente y egoísta de la historia: sus deseos encajan de una forma misteriosa con los de Shaina y, aunque a simple vista parezca que le está brindando ayuda, en el fondo solo desea beneficiarse ella misma.

Finalmente, como no podía ser de otra forma, quien verdaderamente triunfa en la historia es Barbayaat: ha conseguido, al mismo tiempo, una fuente de vida y una discípula. 

Volkhavaar me gustó, no puedo negarlo, aunque me sabió a poco si recuerdo El señor de la noche.

lunes, 21 de septiembre de 2015

Yo reseño: Shadows Return, de Lynn Flewelling

¡Cuánto tiempo sin actualizar! Creo que nunca pasó tanto tiempo sin que actualizara el blog. Lo cierto  es que estos últimos meses no anduve muy bien de salud, gripes, dolores de garganta... trabajo que se me iba acumulando, la muestra de danza de fin de año... y nada de tiempo.

Lo bueno es que, jeje, ¡en la cama tuve tiempo para leer! Y releí varias novelas amadas... entre ellas, los  tres primeros libros de la saga Nightrunner de Lynn Flewelling: La suerte de los ladrones, La oscuridad que acecha y La luna del traidor. Y cómo no... sabiendo que existen cuatro libros más, ¡leí el cuarto! Y ahora voy por más de la mitad del quinto :)

Así que... ¡aquí vamos! 


Sinopsis:

With their most treacherous mission yet behind them, heroes Seregil and Alec resume their double life as dissolute nobles and master spies. But in a world of rivals and charmers, fate has a different plan.…

After their victory in Aurënen, Alec and Seregil have returned home to Rhíminee. But with most of their allies dead or exiled, it is difficult for them to settle in. Hoping for diversion, they accept an assignment that will take them back to Seregil’s homeland. En route, however, they are ambushed and separated, and both are sold into slavery. Clinging to life, Seregil is sustained only by the hope that Alec is alive.

But it is not Alec’s life his strange master wants—it is his blood. For his unique lineage is capable of producing a rare treasure, but only through a harrowing process that will test him body and soul and unwittingly entangle him and Seregil in the realm of alchemists and madmen—and an enigmatic creature that may hold their very destiny in its inhuman hands…. But will it prove to be savior or monster?



Bueno, lo triste es que la sinopsis es una reseña casi perfecta. Como decía en Facebook, se diferencia profundamente de las otras novelas al ser más "íntima". Es decir, al centrarse en Alec y Seregil más que en la guerra que está teniendo lugar entre Eskalia y Plenimar. Y a mí me encantan las historias íntimas... pero quien disfrute leyendo de complots, engaños, traidores, alta política... encontrará este libro bastante decepcionante.

Eskalia tiene una nueva reina, la reina Phoria, quien ha sido envestida en el campo de batalla luego de la muerte de Idrilain. La princesa Klia aún permanece en Aurëren en una especie de exilio impuesto por la nueva reina. Y el príncipe Korathan es ahora Vicerregente de Eskalia.

Como dice la sinopsis, Alec y Seregil deben ir a Aurëren busca de Klia, pero en su camino son, oportunamente, interceptados por comerciantes de esclavos y llevados a Plenimar. Allí, Alec cae en manos de un alquimista llamado Charis Yhakobin que planea utilizar su sangre faie (recordemos que Alec pertenece a los Hâzadriëlfaie, un clan de faies milenario del que nadie sabe gran cosa) para crear una misteriosa criatura con extraños poderes. Yhakobian planea utilizar esta criatura para curar al hijo del Señor Supremo de Plenimar.

Y eso es prácticamente, el 85% de la novela.


En Plenimar, a diferencia de Eskalia, existe la esclavitud y muchos nobles plenimaranos poseen faies como esclavos. Alec y Seregil deben encararse con sus amos. Alec, con el  mencionado alquimista... Y Seregil... con un mal recuerdo, el recuerdo de su exilio de Aurëren y la pérdida de su nombre y su identidad. Afortunadamente, Alec encontrará consuelo en otro esclavo de la casa de Yhakobian, un joven faie llamado Khenir que lo ayudará a sobrellevar su dolor.

Lo interesante de esta novela es que retoma lo dicho a Alec por el Oráculo de Sarikali: Eres el vagabundo que lleva su hogar en el corazón. Eres el pájaro que construye su nido sobre las olas. Serás el padre de un niño que no nacerá de mujer. Y también, quienes gusten de viajar por estos mundos fantásticos podrán echarle un breve vistazo a Plenimar y a sus costumbres.

Una crítica que le hago al libro es que hay escenas demasiado repetitivas a lo largo del cautiverio de Alec y Seregil. Se extraña el amplio desfile de personajes y escenarios fantásticos desplegado en los libros anteriores. La mayor parte de la historia transcurre en la morada de Yhakobian y apenas alcanzamos a echarle un vistazo a Kari, la esposa de Micum Kavish. El desenlace se produce de forma demasiado sencilla y oportuna, creando un desbalance con el conflicto.

Otro detalle de este libro es que es el más homoerótico de los cuatro. No digo que haya escenas de sexo, sino más bien tensión sexual. Y no puedo explayarme más porque estaría incurriendo en spoilers. Solo les digo que frente al cautiverio y la esclavitud a la que Alec y Seregil se ven sometidos, su fidelidad y su honor también son puestos a prueba.

Bien, ¿quieren saber si me gustó? Sí, me gustó mucho-mucho, pero con las salvedades que comenté y a sabiendas de que el libro puede no gustar a quienes esperen algo más parecido a los anteriores. Como les decía, me gustan las historias íntimas y en ese sentido soy bastante difícil de aburrir.

martes, 9 de junio de 2015

Película LGBTI: Something must break

Something Must Break o Nånting måste gå sönder, es una película sueca de temática transexual. No encontré en ningún sitio web una sinopsis decente (en una decía que la protagonista es hermafrodita, —WTF?!—). Así que intentaré yo misma hacer una sinopsis. 


Sebastian es una joven transexual. Aún se hace llamar Sebastian, pero en su interior está naciendo Ellie, la mujer que en realidad es. Sebastian/Ellie vive con su mejor amiga, Lea, y tiene un trabajo común en un depósito, donde debe ocultar su identidad femenina. Un día, Sebastian conoce a Andreas, un muchacho con quien inicia una relación amorosa. Sin embargo, Andreas presume de ser heterosexual, ¿podrá entonces aceptar a Sebastian/Ellie y vivir su amor libremente?

Vi esta película dos veces. Una sola, la otra con mi novio, que está estudiando Diseño de Imagen y Sonido y se pasó toda la peli diciendo ¡qué buena película! refiriéndose a los planos, las tomas, la iluminación, etc. Y no escapará de la vista de nadie que sí, es un film muy cuidado, con escenas muy estéticas y bellas. 

Como dice la sinopsis, Sebastian es trans... o al menos, en este momento, podría ser identificado (o etiquetado, claro) también como un chico gay andrógino: viste pantalones ajustados, camisetas escotadas, camperas coloridas, lleva maquillaje y el pelo largo. Por eso, para que "surja" Ellie, Sebastian tiene que romperse y en medio de esta ruptura poética aparece Andreas. De Andreas no sabemos mucho. No sabemos si estudia, si trabaja... solo vemos su pequeño departamento, un poco desordenado, y conocemos a un par de sus amigos, bastante comunes.



Cuando comienza la relación amorosa (o más bien, la relación sexual) podemos apreciar que Andreas no le da demasiadas vueltas a que está con otro hombre, genitalmente hablando. Sin embargo, cuando comienza el amor, la cosa cambia. Andreas se ve incapacitado de ver a Sebastian como una mujer. Como dije antes, algunas sinopsis de la película identifican a Sebastian como un chico gay andrógino (que no es lo mismo que ser una mujer trans, obviamente), sin embargo la presencia de esa Ellie en sus pensamientos creo que tiran abajo esa hipótesis: Sebastian/Ellie está en pleno proceso de transición. Y para Andreas, esto es incomprensible. No entiende que se ha enamorado de una mujer y se empeña en seguir atravesando a Sebastian por el filtro de la genitalidad. Por eso, cuando invita a Sebastian a una fiesta le dice que "vaya ligero en las cosas de chicas y todo estará bien". Y eso molesta a Sebastian, porque Andreas le está pidiendo que niegue su propia identidad y eso no puede ser amor. 

Nånting måste gå sönder es una película muy bella. El final es tristemente predecible. Solo lamento no estar ahí para seguir conociendo la vida de Sebastian/Ellie.

TRAILER



viernes, 1 de mayo de 2015

Una película LGBT adolescente: Jitters

Hoy voy a comentarles una de las dos últimas películas LGBT que vi. Oh-casualidad, las dos tratan de esa etapa tan linda que muchos hemos vivido y que otros se encuentran viviendo: la adolescencia.

La primera es Jitters (nervios), una peli de Islandia del año 2010. La otra la dejo para otra entrada ;)

Es un poco complicado hacer una sinopsis que le haga justicia a la película, por eso no voy a pegar ninguna de las que encontré en la web. Les dejo el trailer y la ficha, y luego les explico por qué:


Dirección: Baldvin Zophoníasson
País: Islandia.
Año: 2010
Duración: 97 min
Género: Drama
Interpretacn: Atli Oskar Fjalarsson, Hreindís Ylva Garðarsdóttir, Gísli Örn Garðarsson, Birna Rún Eiríksdóttir, María Birta.
Guion:
Ingibjörg Reynisdóttir, Baldvin Zophoníasson.








Jitters
es un drama que trata acerca de la vida de un grupo de adolescentes islandeses. Gabriel es gay, Stella es depresiva y vive con su abuela (quien la controla todo el tiempo) y Greta quiere conocer a su verdadero padre.

La película comienza con la historia de Gabriel, cuando viaja por tres semanas a Manchester para estudiar inglés. Allí conoce a Markus (también islandés), con quien se besa una noche bajo un árbol y de quien acaba enamorándose. Cuando vuelve a Islandia, conocemos a su madre: una mujer controladora y de rostro severo que intenta por todos los medios posibles que su hijo le diga por qué está actuando de manera "tan extraña".

Si vieron el trailer, verán que también se le da protagonismo a Stella, una chica algo taciturna que perdió a sus padres y vive con su abuela. Stella soporta por parte de la vieja dama un acoso constante: la vigila, no la deja salir con chicos y monta unos escándalos que-ni-te-cuento.

El trailer borra otro de los conflictos de la trama: Greta, una adolescente que vive con su madre (una mujer que cambia de hombre como de ropa interior) quiere conocer a su papá, de quien solo sabe el nombre. Sus amigos la ayudarán en la búsqueda, hasta que finalmente lo encuentre. Esta parte de la historia me pareció poco creíble y poco emotiva, para nada como yo me imaginaría a un hijo encontrando a su padre.



EIFF 2011: Jitters Movie Review

Gabriel (remera gris), Stella (la de la capucha) y Markus (campera beige)


El inconveniente de la película es que viaja de un personaje a otro de forma intermitente y el protagonismo de uno parece achicarse mientras que el de otro se agranda, lo cual genera un verdadero desbalance. Me habría gustado que se le diera más protagonismo a la relación de Gabriel y Markus o que la estructura narrativa fuera otra. Si juntáramos las escenas de Gabriel y Markus y el conflicto generado en torno a la homosexualidad, creo que estaríamos ante un corto de veinte minutos.

En síntesis, en Jitters estamos ante un drama adolescente que nos muestra, como siempre, el lado adolescente: los "malos" siempre son los padres y los hijos, los incomprendidos. Yo, particularmente, creo que la incomprensión parte de ambos bandos (¡yo también fui adolescente!). Los mayores de Jitters tienen métodos demasiado dictatoriales y agresivos para intentar acercarse a los jóvenes y los jóvenes les cierran los ojos y no intentan hacerles comprender que así no lograrán nada, que tienen derecho a la intimidad y a desarrollarse como seres humanos sin presiones ni miedos.

lunes, 20 de abril de 2015

Derechos de autor: ¿plagio o parodia?



Para un trabajo de la asignatura Derechos Editoriales y del Autor tuvimos que realizar un pequeño trabajo de investigación de un tema que nos interesara. En mi grupo elegimos el contraste, a veces tan difuso, entre el plagio y la parodia, y lo desarrollamos con distintos casos contemporáneos. Esta fue mi parte del trabajo, donde tomé como ejemplo un caso de plagio en el J. K. Rowling, autora de Harry Potter, ganó el fallo. Espero que les sea de utilidad para sacarse algunas dudas que tengan al respecto. 

Toda la bibliografía utilizada está en las notas al pie, al final del texto.



INTRODUCCIÓN: ¿PLAGIO O PARODIA?

El éxito de la saga Harry Potter es indiscutible. Al transformarse en cifras, la saga ha generado ingresos apabullantes no solo para su autora, J. K. Rowling, quien ostenta ser la duodécima mujer más rica en Gran Bretaña, sino también para los titulares de las licencias y los derechos de todas las industrias relacionadas con el copyright.
Bloomsbury es titular de los derechos sobre los libros en Reino Unido, mientras que Scholastic los posee en Estados Unidos. Los derechos sobre las películas están en manos de la Warner Bros., quien también es titular de los derechos sobre las ventas de artículos con la marca de Harry Potter en todo el mundo: CD de banda sonora, DVD, videojuegos, muñecos, agendas y hasta golosinas. Asimismo, Warner Bros. distribuyó entre sus licenciatarios los derechos para la explotación de la marca Harry Potter en más de 400 productos: Toymakers Hasbro (caramelos y golosinas), Mattel Inc. (juguetes y merchandising) y Electronic Arts (videojuegos para PC y distintas plataformas).
Como era de esperarse, de la mano del éxito llegaron los tropiezos. J. K. Rowling, atravesó dos demandas de plagio de las que salió victoriosa. Sin embargo, en el año 2003 le tocó estar en el lugar del demandante.
El 13 de noviembre del 2003, Rowling, derrotó en un tribunal holandés a Dimitri Yemets, escritor ruso, autor de la trilogía Tanya Grotter, hoy una saga de más de trece libros. En consecuencia, se le prohibió a Byblos, editorial holandesa, la publicación y distribución del primer libro de la saga —Tanya Grotter y el contrabajo mágico— por poseer evidentes similitudes con Harry Potter y la piedra filosofal.
La acusación de plagio partió de los parecidos entre ambas historias: Tanya es una niña huérfana que perdió a sus padres en manos de un hechicero tenebroso, asiste a una escuela de magia, tiene un curioso lunar en la nariz, vuela en un contrabajo mágico, participa en torneos de dragonballs —deporte ficticio que fue asimilado al quidditch de Harry Potter— y lucha contra los hechiceros malignos de su Rusia natal. También cabría añadir las similitudes en la estética de las portadas: la tipografía dorada en forma de rayo y la presencia de elementos relacionados con la magia y la mitología, así como los personajes montando una escoba (en el caso de Harry Potter) y un contrabajo (en el caso de Tanya Grotter).
Sin embargo, Dimitri Yemets y los editores de Eksmo (Moscú) plantearon que Tanya Grotter no es más que una parodia de Harry Potter ambientada en la Rusia actual[1], lo cual no constituiría ningún delito y sería una de las exenciones al artículo 12 del Convenio de Berna: “Los autores de obras literarias o artísticas gozarán del derecho exclusivo de autorizar las adaptaciones, arreglos y otras transformaciones de sus obras”. La Ley de Propiedad Intelectual de Holanda[2], país donde se originó el conflicto, establece en su artículo 18b que solo “habrá delito si la infracción de derechos de autor en una obra de literatura, ciencia o arte no se considera en el contexto de una caricatura, parodia o pastiche, siempre que el uso sea consistente con el trato social”.
A pesar de ello, los tribunales holandeses rechazaron dichos argumentos y fallaron a favor de Rowling, aduciendo que Tanya Grotter y el contrabajo mágico no es una parodia, ya que las similitudes con Harry Potter y la piedra filosofal no se presentan en el marco de una imitación burlesca —característica esencial y primordial de una parodia— sino como parte de una obra seria en sí misma.



 Imagen de cubierta de Tanya Grotter y el contrabajo mágico



LAS IDEAS EN DISPUTA


En normativa de derechos de autor, las ideas no están protegidas. No puede establecerse un monopolio de las ideas ya que estas son patrimonio de la humanidad y protegerlas constituiría un verdadero atentado contra la expresión y el desarrollo intelectual del hombre. Lo que el derecho de autor protege es la expresión de esas ideas, la impronta con que el autor las formula en su obra. Por este motivo, el fallo a favor de J. K. Rowling resulta controvertido: ¿se trata Tanya Grotter y el contrabajo mágico de un plagio o es, entonces, una obra inspirada en Harry Potter y, por ello, es esperable que posea elementos similares?
A continuación se detallan todos los parecidos hallados entre Harry Potter y la piedra filosofal y Tanya Grotter y el contrabajo mágico[3]:

  • Los padres de Harry son asesinados por un mago tenebroso llamado Voldemort.
  • Los padres de Tanya son asesinados por un mago tenebroso llamado Chuma-del-Tort.

  • Harry cree que sus padres murieron en un accidente automovilístico.
  • Tanya cree que sus padres murieron en una avalancha.

  • Harry tiene una cicatriz en la frente.
  • Tanya tiene una marca de nacimiento en la nariz.

  • Harry es abandonado en el portal de la casa de sus tíos: Petunia y Vernon Dursley.
  • Tanya es abandonada en el portal de la casa de sus primos segundos: Ninel y Germain Durnev.

  • Harry es maltratado por sus tíos, quienes, por el contrario, miman y malcrían a su propio hijo, Dudley.
  • Tanya es maltratada por sus primos, quienes, por el contrario, miman y malcrían a su hija, Penelope.

  • Harry no tiene conocimiento de sus poderes hasta que es invitado a Hogwarts, Escuela de Magia y Hechicería.
  • Tanya no tiene conocimiento de sus poderes hasta que es invitada a Tibidox, Escuela de Magos y Brujas.

  • Solo se puede llegar a Hogwarts en un tren que parte desde una estación secreta.
  • Solo se puede llegar a Tibidox volando o mediante teletransportación.

  • Harry conoce dos buenos amigos.
  • Tanya conoce dos buenos amigos.

  • Harry se convierte en un excelente jugador de quidditch, deporte que se juega montado en una escoba.
  • Tanya se convierte en una excelente jugadora de dragonball, deporte que ella juega montada en un contrabajo.

  • El objetivo de Voldemort es hallar la piedra filosofal, que está oculta en Hogwarts.
  • Chuma-del-Tort busca un amuleto que está escondido bajo la marca de nacimiento de Tanya.

  • El clímax de la historia transcurre en las mazmorras del castillo de Hogwarts.
  • El clímax de la historia transcurre en los sótanos de Tibidox.

  • Harry y sus amigos luchan contra el vasallo de Voldemort (profesor Quirrel).
  • Tanya y sus amigos luchan contra Chuma-del-Tort.

  • Harry y sus amigos salen victoriosos, pero la piedra filosofal es destruida.
  • Tanya y sus amigos salen victoriosos, pero el amuleto se pierde.

  • El año escolar de Harry finaliza.
  • El semestre escolar de Tanya finaliza.


Otras similitud entre ambos libros es[4]:

  • Los magos de Harry Potter utilizan palabras mágicas para llevar a cabo sus hechizos: “lumos”, “petrificus totalus”, “impedimenta”, etc.
  • Los magos de Tanya Grotter poseen palabras mágicas para llevar a cabo sus hechizos: “sparkis frontis”, “firstus drumus”, “gadaboutun”, etc.


Sin embargo, en estos parecidos también sería posible observar diferencias que podrían considerarse como la impronta del autor, según la cual existiría la originalidad requerida para que la obra sea protegida por el derecho de autor. En otras palabras, Yemets no habría hecho más que tomar ciertas ideas y desarrollarlas a su modo, ubicándolas en Rusia y enriqueciéndolas con su folclore y su color local. En efecto, Tanya Grotter posee alusiones al mito eslavo de Baba Yaga, las hadas rusalkii, las brujas de la Montaña Bald, incluso referencias a la obra del escritor ruso Aleksander Pushkin.
El folclore y los mitos y leyendas populares no pueden protegerse por el derecho de autor. Desde este punto de vista, toda la obra de J. K. Rowling también ha sido concebida a partir de fragmentos de mitos, leyendas y creencias populares de diferentes partes del mundo: el mito de la piedra filosofal surgió a partir de la alquimia, un antiguo arte originado en Alejandría aproximadamente en el siglo I; muchos dioses griegos podían transformar su apariencia a su antojo; el espejo mágico más famoso de la literatura occidental es el de Blancanieves o quizá el de Alicia a través del espejo; el cáliz más célebre de la historia no es cáliz de fuego, sino el Santo Grial; y los huérfanos devenidos en héroes también poseen una amplia tradición literaria, como Sir Lancelot del Lago, de la saga artúrica, Cenicienta o muchos superhéroes del cómic norteamericano, como Superman, Batman o Daredevil.

Apropósito de la estructura de Harry Potter, David Colbert plantea en su libro Los mundos mágicos de Harry Potter que la historia sigue un orden de eventos que ha sido explotado a lo largo de toda la historia de la humanidad:

«El erudito Joseph Campbell escribió extensamente sobre “el héroe de las mil caras”, un personaje común con un papel central en las culturas de todo el mundo. Desde el mítico Ulises de la antigua Grecia hasta el Luke Skywalker de La guerra de las galaxias, estos héroes y sus leyendas guardan un parecido asombroso. Harry es el último de la serie.
Campbell resumió todas estas historias de la forma siguiente: “Un héroe abandona el mundo de lo cotidiano para aventurarse en una región de prodigios sobrenaturales. Allí se enfrenta a fuerzas fabulosas y obtiene una victoria decisiva. El héroe regresa de esta misteriosa aventura con el poder de beneficiar a su prójimo”.
El viaje se divide en tres etapas, que Campbell denomina partida, iniciación y regreso. Cada etapa tiene temas comunes. Un vistazo a cualquiera de los libros [de Harry Potter] muestra estas pautas ( … ). Estas pautas aparecen en cada uno de sus libros como lo hacen en la mitología y el folclore desde hace siglos, porque la meta de los héroes sigue siendo la misma.»[5]

                 


EL PLAGIO FRENTE A LOS DERECHOS MORALES Y PATRIMONIALES


Sin embargo, el tribunal holandés consideró que Tanya Grotter y el contrabajo mágico constituía una copia servil de las ideas desarrolladas por J. K. Rowling en Harry Potter y la piedra filosofal y que estas no se enmarcaban en el género de la parodia. "La impresión dejada por la historia de Tanya Grotter es demasiado similar en muchos aspectos esenciales para ser considerada una creación independiente", dijo el tribunal holandés en un dictamen escrito[6].
Por este motivo, y a pesar de que Dimitri Yemets no se adjudicó la autoría de la saga Harry Potter, se consideró que los derechos de J. K. Rowling, tanto morales como patrimoniales, estaban siendo vulnerados.
Al presentar los libros de Tanya Grotter eventos, personajes, lugares, conflictos y situaciones similares a Harry Potter y no tratarse de una imitación de carácter burlesco, se determinó que estaban siendo violados los derechos morales de paternidad e integridad establecidos en el artículo 6 bis del Convenio de Berna, del cual Holanda es uno de los países signatarios:  “Independientemente de los derechos patrimoniales del autor, e incluso después de la cesión de estos derechos, el  autor conservará el derecho de reivindicar la paternidad de la obra y de oponerse a cualquier deformación, mutilación u otra modificación de la misma o a cualquier atentado a la misma que cause perjuicio a su honor o a su reputación”.
En este caso, no solo los derechos morales de la autora se hallan en una situación de conflicto. Aunque no se encuentra establecido de manera explícita en ninguna legislación, es un derecho de la comunidad conocer el verdadero autor de una obra, derecho que no puede cumplirse ante hechos de plagio, cuando el vínculo natural entre el autor y su obra desaparece.
Pero el plagio no solo vulnera los derechos morales del autor, sino que también afecta los derechos patrimoniales. Al no tratarse de una parodia, el derecho patrimonial de transformación establecido en el artículo 12 del Convenio de Berna resulta vulnerado. Asimismo, todo creador espera obtener un beneficio económico por la explotación de su obra y ante hechos de plagio, esta posibilidad puede verse afectada. Hasta el 2003, Yemets había vendido más de 500.000 libros en Rusia[7] y los lectores de Tanya Grotter afirmaban que preferían una heroína rusa[8]. De esta manera, el valor de Harry Potter se vio disminuido frente a una obra posterior que, según el tribunal holandés, carecía de originalidad.



CONCLUSIONES


La parodia consiste en una imitación burlesca de una obra seria. Las ideas no pueden protegerse por derechos de autor ya que esto sería un despropósito; lo que el derecho de autor protege es su forma de expresión.
El tribunal holandés concluyó que no se estaba frente a una parodia —como aducían Yemets y sus editores—, ya que el supuesto objetivo de ridiculizar a Harry Potter no se cumplía en ningún momento. Se concluyó que Tanya Grotter y el contrabajo mágico constituía una imitación seria que contenía un gran conjunto ideas demasiado similares como para ser considerada original: desde nombres de personajes, hasta sus características espirituales, hechos, sucesos y lugares. Frente a esta situación, se procedió a fallar a favor de J. K. Rowling y a prohibir la publicación y distribución de Tanya Grotter y el contrabajo mágico en Holanda para que los derechos morales y patrimoniales de la autora dejaran de ser vulnerados.


           




[1] Yemets declaró: "No es plagio, es una parodia. Estoy poniendo las ideas en un contexto ruso". (http://www.jornada.unam.mx/2002/11/13/21an1esp.php?origen=espectaculos.html).
[2] Ley de 23 de septiembre de 1912 que contienen las nuevas normas que rigen la los derechos de autor: portal.unesco.org/culture/es/files/30274/11418357943nl_copyright_2006_du.pdf/nl_copyright_2006_du.pdf

[3] Traducción propia de http://en.wikipedia.org/wiki/Tanya_Grotter#Similarities
[4] Se ha consultado una traducción de Tanya Grotter and the Magic Double Bass disponible en la web de Dimitri Yemets (http://emets.olmer.ru/).
[5] Colbert, David. Los mundos mágicos de Harry Potter. Ediciones B : Barcelona, 2002. Pp. 174; 181.
[6] http://www.elmundo.es/elmundolibro/2003/11/07/letras_jovenes/1068200028.html
[7] http://www.elmundo.es/elmundolibro/2003/04/04/letras_jovenes/1049450335.html
[8] http://www.jornada.unam.mx/2002/11/13/21an1esp.php?origen=espectaculos.html